Repeler ese olor característico de humedad o mojado en la lavadora es muy difícil, y si después de un largo tiempo no se es removido correctamente, podría pasar la factura de forma crucial a la ropa, cosa que ni en sueños queremos verlo pasar.

La humedad u olor a moho es un signo de restos de agua aún están sin secarse en su totalidad y que está presente en casi la mayoría de cuerpos cercanos a cierta cantidad de líquido, por lo tanto se convierte en el famoso moho verde, negro o de cualquier color. En el caso de las lavadoras, siempre habrá humedad por doquier, por ello los dejamos al tanto con unos simples pasos para evitarla a como dé lugar.

humedad-lavadoraConsejos para evitar la humedad de una lavadora

Lo primero es ofrecer una grata ventilación al sistema interior del electrodoméstico, procura dejar la puerta abierta unos minutos y notarás los cambios. Luego, pasaremos un trapo seco de goma por todo alrededor, dentro y las orillas de la lavadora. El tercer paso es darle higiene a los disipadores removiendo cualquier residuo de detergente presente.

Con esos pasos rápidos estaríamos fuera de riesgo de que se contraiga cualquier tipo humedad, y aunque la técnica sea altamente efectiva, también sería opcional lavar el interior con agua caliente, para lograrlo debemos configurar un lavado de larga duración incluyendo una taza de lejía, bicarbonato de sodio y un poco de limpiador especial que se puede adquirir en cualquier supermercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *